Estampación en frío

¿Qué es el proceso de estampado en frío y cómo se puede utilizar?

Frío estampación , también llamado prensado en frío, es un proceso de trabajo de metales que utiliza un martillo frío o sin calentar para imprimir un patrón en la superficie de una pieza de trabajo. En otras palabras, es un tipo de proceso de acabado superficial no tratable térmicamente en el que se cambian las propiedades del metal aplicando presión sobre la superficie del material y dejando una imagen. El estampado en frío es una alternativa al estampado en caliente, un método que utiliza matrices y martillos calentados. El estampado en frío tiene varias ventajas sobre las piezas estampadas en caliente: no se necesitan herramientas ni equipos especiales, se puede utilizar en cualquier pieza metálica que no exceda los -20 °F, cuesta menos que calentar, es más rápido y sencillo de configurar, no No requiere operadores capacitados y produce mejores resultados con menos desechos. También se puede utilizar en materiales finos que no se pueden estampar eficazmente mediante procesos térmicos.

¿Qué procesos se utilizan en el estampado en frío?

El estampado en frío puede utilizar una variedad de procesos que incluyen: – Estampado: el proceso de crear un patrón tridimensional en la superficie de un metal aplicando presión a la superficie del metal y luego levantando la prensa mientras el metal todavía tiene la forma del morir. El patrón en relieve se pule o se deja como está. – Elevado significativamente: cuando el estampado es significativamente más alto que la superficie del metal, el exceso de metal se elimina después del estampado. – Textura laminada o grabada: textura que se enrolla sobre la superficie del metal. – Borde enrollado o Borde enrollado y grabado – un borde se enrolla y luego se graba. – Recubrimientos electroformados: se deposita una fina capa de metal sobre la pieza mediante galvanoplastia. – Grabado u oxidación: el metal se graba para cambiar el color o crear un patrón decorativo.

Ventajas del estampado en frío

– No se necesita calor – El estampado en frío no requiere calentar el metal, lo que reduce el consumo de energía. – Opciones para una amplia variedad de metales – El prensado en frío se puede realizar en una amplia variedad de metales, incluidos cobre, acero inoxidable y otras aleaciones que no se pueden tratar térmicamente. – Poca o ninguna inversión en herramientas – El prensado en frío no requiere equipo especializado, por lo que hay poca o ninguna inversión en herramientas. – No se necesita capacitación laboral especial – El prensado en frío no requiere operadores altamente capacitados (ni remunerados). Esto lo hace ideal para organizaciones con bajos costos laborales, como las PYMES. – Menor costo que el estampado por calor – El estampado en frío es menos costoso que el estampado por calor, especialmente si se consideran los costos asociados con las herramientas.

Desventajas del estampado en frío

– Los materiales más delgados pueden arquearse o deformarse. – Los materiales delgados que se estampan se arquearán o deformarán cuando se estampen. – No se pueden lograr buenos acabados superficiales – El prensado en frío no puede lograr el mismo nivel de acabados superficiales que el estampado térmico. – Puede requerir operaciones de acabado secundarias – El estampado en frío puede requerir operaciones adicionales, como desbarbado, para eliminar el exceso de metal o suavizar el borde de la pieza. – Sin texturas extendidas – Las texturas que se elevan significativamente son difíciles de crear con estampado en frío.

Pasos clave en el estampado en frío

– Seleccione el metal y determine el espesor deseado. Una vez que haya decidido el tipo de metal, deberá determinar el espesor aceptable de las piezas. Es importante tener en cuenta que cuanto más grueso sea el metal, más difícil será estampar el diseño. – Diseñar la pieza y crear un troquel. El siguiente paso es crear un diseño y luego crear un troquel para estampar la imagen en la pieza metálica. Debes tener en cuenta que cuanto más grueso sea el metal, más pequeño debe ser el troquel. – Seleccionar el proceso de estampado. El siguiente paso es decidir qué tipo de proceso de estampado le gustaría utilizar. Mientras que la textura prensada y la textura laminada se utilizan para la textura elevada. – Estampar la pieza. El último paso es estampar la pieza, quitar el exceso de metal y luego terminar los bordes según sea necesario. – Inspeccionar la pieza. El último paso es inspeccionar la pieza para asegurarse de que cumpla con los requisitos de diseño.

¿Funciona el estampado en frío?

Sí, el estampado es una forma de trabajo en frío. El trabajo en frío se refiere a la deformación de un metal a temperatura ambiente o cerca de ella, sin el uso de calor. En el estampado, una lámina o tira de metal se somete a fuerzas mecánicas a través de una prensa de estampado y una herramienta especializada llamada matriz de estampado. La matriz aplica fuerzas de compresión para darle forma al metal y darle la forma deseada. Este proceso provoca que el metal sufra deformación plástica, alterando su forma y propiedades.

¿Cuánto dura el ciclo del proceso de estampado?

La duración del ciclo de un proceso de estampado puede variar dependiendo de varios factores, como la complejidad de la pieza que se estampa, el tipo de equipo de estampado utilizado y la tasa de producción deseada. Sin embargo, puedo proporcionar una descripción general de los plazos típicos involucrados en un ciclo de proceso de estampado.

El tiempo total de un ciclo de proceso de estampado puede variar desde unos pocos segundos para piezas simples hasta varios minutos para piezas más complejas. Es importante tener en cuenta que estas estimaciones de tiempo son generales y pueden variar significativamente según las circunstancias específicas y el equipo involucrado en el proceso de estampado.

¿Es el estampado lo mismo que el forjado en frío?

No, el estampado y la forja en frío son dos procesos distintos en el trabajo de metales. Si bien ambos implican la deformación del metal a temperatura ambiente o cerca de ella, difieren en términos de sus métodos y aplicaciones.

El estampado, también conocido como estampado de chapa o prensado, es un proceso en el que se le da la forma deseada a una lámina o tira de metal utilizando una prensa de estampado y una herramienta especializada llamada troquel de estampado. El troquel aplica fuerzas de compresión para dar forma al metal mediante operaciones de corte, doblado, estiramiento y conformado. El estampado se usa comúnmente para producir componentes delgados y planos, como paneles de carrocería de automóviles, gabinetes eléctricos y piezas de electrodomésticos.

Por otro lado, la forja en frío, también conocida como estampación en frío o conformado en frío, implica la conformación de metal aplicando fuerzas de compresión a una pieza de barra o alambre de metal mediante troqueles y punzones. La forja en frío generalmente comienza con una pieza en bruto cilíndrica, que luego se somete a una serie de operaciones como extrusión, recalcado, encabezado y acuñado para crear la forma deseada. La forja en frío se utiliza comúnmente para producir componentes de alta resistencia, como sujetadores (tornillos, pernos, etc.), remaches y otras piezas de formas complejas.

Resumiendo

El estampado en frío no implica calentamiento de las piezas metálicas, por lo que no requiere la energía ni el equipo necesario para el estampado por calor. Sin embargo, puede llevar más tiempo estampar el diseño que en el caso de piezas calentadas en una prensa. El prensado en frío requiere menos habilidad y menos inversión que el estampado en caliente. El equipo es menos complejo y existen menos problemas de seguridad asociados con el prensado en frío. Como resultado, es mejor para empresas más pequeñas que no necesitan las altas tasas de producción asociadas con el estampado térmico.